Que no queremos ser tanto, queremos vivir en nuestra tierra agrietada de manantiales cristalinos, andar un poco más lejos que las fronteras por la sublime añoranza del regreso.

Que no queremos ser tanto, queremos ser un poco de sol y un poco de noche, queremos ser viento y calma, tormenta, lluvia y olor de tierra mojada.

Y que nos dejen en paz recoger la alegría en puñados de a diez. 

Me siento en el umbral de tus ojos y pierdo el miedo 
vuelo esta noche tengo antojo de anidar en tu pelo 
me riego pero me marchito si no te huelo 
y me balanceo despacito empujao’ desde adentro 

Y aunque a veces vuele bajo, cojo altura si te veo,
eres rama, eres refugio, eres agua en mi desierto ,
y aquí ando de nuevo en la penumbra perdió 
esperando a que vengas y con tu luz pueda ver el camino 
me echo a sonreír al verte venir con la luna en tu ombligo.

Y en el aire cultivo palabras que voy a susurrarte al oído 
me siento tan bien que pienso guardar en tarros de miel todo lo vivido 
pa cuando no estés, poder untar, con algo dulce el agrio vacío 
que empieza a cocer y esto ya no es igual, ya no es lo mismo, ni parecío’
que va, que va. 

¿Sabes cuando llevas años sin escuchar una canción pero cuando la reencuentras, te la sabes de pe a pá?

Mi corazón, como una lata de cerveza, que te la bebes y al final le das patadas sin pensar que me desquicias la cabeza.

¿De dónde sacarás las pelas la Luna, para salir todas las noches?

(…)

¿De dónde sacará las fuerzas el Sol, para salir por las mañanas?

Voy a salir por ahí ahora que ya se ha ido el sol.

¿Sabes? Me acuerdo de ti cuando oigo aquella canción,

y aún recuerdo el olor a serrín en aquel viejo bar.

Vino blanco mezclao’ con mistela… así aprendimos a volar.

Pero hoy no nos queda ilusión y los sueños se pudren.

Hoy, ya no veo figuras si miro a las nubes.

Hoy, que nos contaminaron con algo asqueroso.

Hoy, con rencor, con poder, con dinero y con odio.

Y aquel viejo profesor que nunca supo explicar

la verdadera lección, si lo pudiera encontrar…

Y aún recuerdo el olor a serrín en aquel viejo bar.

Vino blanco mezclao’ con mistela… así aprendimos a volar.

Pero hoy no nos queda ilusión y los sueños se pudren.

Hoy ya no veo figuras si miro a las nubes.

Hoy, que nos contaminaron con algo asqueroso.

Hoy, con rencor, con poder, con dinero y con odio.

Pero hoy no nos queda ilusión y los sueños se pudren.

Hoy ya no veo figuras si miro a las nubes.

Hoy, que nos contaminaron con algo asqueroso.

Hoy, con rencor, con poder, con dinero y con odio.

La sonrisa despeinada de ir en contra de los vientos, 
de ir en contra de los vientos.

Con las lagrimitas que tú no querías
me he puesto el cariño al baño maría
y ahora ya no hay quien me pare,
y en las noches claras baila mi figura
subido a un tablao de cubos de basura
entre las luces de los bares.

Será que el camino bueno se ha vuelto malo
o que no quiero pegar ni un palo,
que solo quiero escuchar tu voz.

Hoy, ha dicho la televisión
que el señor alcalde se ha ido de botellón,
que el pan en africa es gratis,
que por la tarde va a llover,
que el campo volverá a ser verde otra vez…

Hoy, ha dicho la televisión
que se ha acabado el paro,
las mafias y la corrupción,
que el Sol ya no sigue enfermo,
que algún dia regresarás,
que se avecina una guerra en mi sofá…

Y en la calle lo de siempre,
mucho ruido de coches, de gente
que se cruza indiferente.
Y en la casa todo es frío
el invierno en pleno agosto
se vino y ahora vive conmigo.

Hoy, ha dicho la televisión
que el hombre va a vivir en Marte
que allí hay menos corrupción.
Que tu corazón esta cerrado por derribo,
que sube el precio de la piel,
que tu mirada no se deja ver.

Que hoy será otro día de color marrón
24 horas con total ausencia de emoción,
un borrón para tu agenda,
un zarpazo pa’ mi corazón
un absurdo camina de tu reloj…

Y en la calle lo de siempre,
mucho ruido de coches, de gente
que se cruza indiferente.
Y en la casa todo es frío
el invierno en pleno agosto
se vino y ahora vive conmigo.

Y en la calle lo de siempre,
mucho ruido de coches, de gente
que se cruza indiferente.
Y en la casa todo es frío,
el invierno en pleno agosto
se vino y ahora vive conmigo.